Discúlpenme ustedes si no celebro el arresto de doña #ElbaEstherGordillo , pero esto ya lo vivimos con el PRI, se llama Quinazo, y no sirve al pueblo, sino al poder

Y no, no me malinterpreten, por supuesto que celebro el arresto de quien haya desviado recursos públicos. Sin embargo es importante hacerse las siguientes preguntas sobre esta detención, pues es algo que ya vivimos precisamente bajo gobiernos priistas, -que fueron, por cierto, los mismos que colocaron a Elba Esther Gordillo:


¿Se cansó por fin el PRI de no tener el control del sindicato de maestros desde 2006 cuando expulsaron a la señora Gordillo del partido?
¿Eliminará esto la corrupción al interior del SNTE, como segurito lo logró hacer al interior del STPRM con el arresto de la Quina en 1989?
¿Democratizará o transparentará esto al SNTE, lo hará de sus propios agremiados?
¿Dará poder esta acción a la CNTE o será este poder para la nueva organización sindical registrada por el hijo de Carlos Jonguitud -dirigente del SNTE antes de Elba Esther-, a menos que el SNTE se alinee al gobierno?

Sobre todo: ¿Devolverá esto los recursos sustraidos al erario público o a los agremiados al SNTE?

Y la pregunta de los dos mil millones de pesos: ¿CUÁNDO pasará esto a aquellos líderes sindicales, ex-gobernadores y funcionarios con las mismas prácticas nocivas pero leales al partido en el poder?

Para cerrar esta reflexión les traigo a la memoria el cartón de Paco Calderón del 10 de julio de 2011 y los invito a preguntarse... quizá Elba ya se fue... ¿pero quién viene ahora? Quizá sea alguien peor que la Chucky. Duerman intranquilos pero sin pesadillas. Saludos.



PD. Aprovechando, dejen de decirle "maestra", ya estuvo bueno de desprestigio a tantos que sí dan su empujoncito a México desde las aulas.

Commentaires

Posts les plus consultés de ce blog

Preguntas de rescate para un examen final

Preguntas de rescate para un examen final (segunda parte)

¿Qué es lo que más debe indignar a la opinión pública sobre el caso de Florence Cassez?

Veinticinco réplicas hasta el momento... mello, mucho mello...