IMAGINA

Nunca pensé quizá en el alcance de mi "Imagina... el mundo ha cambiado" en el relato original que comparto a continuación y que escribí con base en mis experiencias en Nueva York el 11 de septiembre de 2001. Este texto lo redacté a partir de mis notas, diario, fotografías y hasta recibos casi un año después a petición de una columna del semanario En Común, medio informativo del Tecnológico de Monterrey, Campus Ciudad de México. Más que recordar, solamente nos queda trabajar por que este tipo de sucesos no se vuelvan a repetir.

La noche del 11 de septiembre
Times Square solitaria
Los rascacielos
Los del Modelo de la ONU
No nos dejaron ni acercarnos
Times Square
La noche del 11 de septiembre



Imagina. Suena el despertador. Son las 6:30 de la mañana, tú lo apagas, es martes, día habil, pero hoy no hay problemas por levantarse tarde. Suena el teléfono. Tú contestas todavía en sueños. Ya son las ocho, te lo dice apresuradamente tu maestra, la salida es a las 9:00. Debes despertar a tus compañeros de cuarto: difícil tarea. Mientras te levantas con dificultad, recuerdas que hoy será un día activo, el cuarto en esta gran ciudad, y quedan aún dos más. Hay mucho que ver. A eso de las 8:30 bajas a desayunar con el único compañero que pudiste despertar para que te acompañara, los otros dos desayunarán por su cuenta y nos alcanzarán luego. Sales del hotel, caminas unos pocos metros hacia la esquina. Cruzas entonces la calle de Broadway a la altura de la 57 para llegar al restaurante que está en la acera contraria. Ahí te encuentras con varios compañeros y tus maestros que ya llevan rato de estar ahí. Te sientas en una esquina y ordenas unos huevos revueltos, pero te los traen con pan, pues aquí no hay tortilla. Mientras tomas apresuradamente tu desayuno, te unes a la animada plática que realizan tus compañeros de preparatoria sobre los días anteriores. La vista de la ciudad desde el avión en el que llegaron. La visita a Times Square la noche del día de la llegada estuvo fuera de lo común, la mayoría de lo que viste no lo conocías. Ese día fuiste a cenar a una pizzería de unos paisanos, los cuales no te cobraron completa tu cena por ser mexicano. El día siguiente a ese visitaste el Parque Central, el Edificio Dakota, el Museo de Historia Natural, el Planetario, el Museo Metropolitano y animadamente votaste porque se consiguieran boletos para ver El Fantasma de la Ópera en uno de los teatros de Broadway para el miércoles 12 de septiembre. El tercer día   fuiste al sur de la isla de Manhattan, te tomaste una foto con el Empire State, pasaste por el Barrio Chino, Little Italy, la Alcaldía y de adentro del camión cuando pasó por Wall Street, te torciste el cuello para ver el último piso de una torre gemela. Ese día fuiste también a la Estatua de la Libertad y tomaste una foto de la isla de Manhattan y tu grupo en Nueva York. Desgraciadamente comienza a llover cuando hay que abordar el barco de regreso. Entonces tu directora de generación y el director de tu campus te avisan que por causa de la lluvia -todos estamos hechos sopas- se postpondrá la visita a las Torres Gemelas a otro día, pues debemos regresar al hotel para cambiarnos, al fin y al cabo, te dicen, las torres "no se irân a ninguna parte". Subes al metro y llegando al hotel después de un banio y la cena bajo un paraguas, pernoctas. Este día, el cuarto, ya platicado todo lo anterior, faltan 10 minutos para las 9. Pides tu cuenta y vas a la caja a pagar. Entonces, escuchas como el dueño le dice a la cajera que un avión ha chocado contra una de las torres gemelas, ella ríe incrédula, tú compartes su risa. Pagas tu cuenta y cruzando la calle corres pues un camión de bomberos pasa a gran velocidad. Tú regresas a tu habitación y recibes una llamada telefónica de México, enciendes la tele, y te das cuenta de que, junto con treinta de tus compañeros y maestros, éste será un viaje que nunca olvidarás.

Imagina… el mundo ha cambiado.




Última fotografía con las torres
10 de septiembre
después de la lluvia
La emergencia hacia
el sur
El grupo
Park Avenue el 11 de septiembre
    


Algunas de las personas que fuimos a ese viaje de generación:

Ing. Martín Velázquez Osuna - Director General de Campus Irapuato
Lic. Beatriz Villegas - Directora de Atención a Alumnos en la Preparatoria del ITESM Campus Irapuato
Ing. Marcela de Fátima Beltrán Russel - Directora de Generación Prepa Tec Irapuato 1999-2002
Mayela Garza Lagüera
José Ariel Gómez Ortigoza
Mónica Aguirre Ortiz
Diego Ríos López
Erika Elena Rodríquez Ramírez
Gabriela Alonso Cuellar
Guillermo Navarro Arredondo
Hugo Arturo Arenas Saldaña
Areli Nedezhda Bojalil García
Jessica Aline Muñoz Miranda
Jessica Villaseñor Hernández
Abelardo Mier y Concha Santoscoy
María de Lourdes Pereznares Murguía
Alberto Ahued Gasca
Melissa Rocío Conejo Butanda
José Emmanuel Saavedra Quintero
Lisette Beatriz Sitarz Ortiz
Maria Fermanda Luna Gómez de Segura
Maria Fernanda Montibeller Torres
María Saray Ambriz Contreras
Mariana Gutiérrez Chico
Ofelia del Carmen Alcántara Yerena
Patricia Berenice Martínez Flores
Raúl Tetsuya Hiraiwa Serrano
Brenda Fabiola Zavala Villa
Sergio Urbina Ramírez
Yahaira Chico González
Mónica Paola Castañón Barragán
Montserrat Cabria Jaime
Fernando Gómez Lozano

A los maestros -amigos- que nos llevaron, reitero mis agradecimientos por su excelente control y decisión ante la situación, siempre serán los mejores. A mis compañeros, deseo decirles que de estas experiencias pocas tendremos, pero ésta –por irónico que sea- fue la oportunidad que tuvimos todos de coincidir e identificarnos. Espero verlos pronto.

Atte.
Rubén Moreno

Commentaires

Posts les plus consultés de ce blog

Preguntas de rescate para un examen final

Preguntas de rescate para un examen final (segunda parte)

Discúlpenme ustedes si no celebro el arresto de doña #ElbaEstherGordillo , pero esto ya lo vivimos con el PRI, se llama Quinazo, y no sirve al pueblo, sino al poder

¿Qué es lo que más debe indignar a la opinión pública sobre el caso de Florence Cassez?

Veinticinco réplicas hasta el momento... mello, mucho mello...