De esos encuentros dignos del realismo mágico

Desde que desperté por segunda vez gracias al temblor, al revisar mi cuenta de Foursquare vi que dos queridos amigos del DF se encontraban en Tabasco. Ellos no se conocían, cada uno iba con su propia comitiva, y poco a poco después los vi haciendo check-in en los mismos lugares, entre ellos el Parque Arqueológico de La Venta, like por supuesto a cada uno por su lado. En ese momento surge la inquietud de decirle a cada uno que hay un amigo en común en las cercanías, a ver si se conocen; medio segundo después, sin embargo, se instala la cordura... ¿de qué sirve y cuáles son las probabilidades de éxito de buscar a alguien que no conoces en una zona arqueológica? Al final no les dije nada. 

La historia culmina con fotografías de un platillo de pejelagarto en un restaurante y con Alma que me cuenta que conoció a Miguel. Lo que ya no supe es... ¿cómo pasó y cómo llegaron a esa conclusión? Tienen que contarlo bien.

Posts les plus consultés de ce blog

Preguntas de rescate para un examen final

Preguntas de rescate para un examen final (segunda parte)

Reflexión