Articles

Affichage des articles du mai 23, 2013

Lo que pasó en el último cuarto de hora que nomás no me deja descansar

Estamos yo y mi esposa sentados en la sala de mis suegros con Sofía dormida en otro sillón. Mi esposa aventó la tablet que estaba usando para poder recostarse un rato sobre mis piernas. Cinco minutos después adormilado yo aventé a mi esposa para cachar a mi hija que se rodó dormida del otro sillón. Cinco minutos después que ya se había acurrucado sobre mí,  comienza a llover fuerte y yo aviento a mi hija para cerrar las ventanas de los coches y la casa. Regreso a la sala y ya no hay dónde recostarse agusto.